jueves, 29 de junio de 2017

TROZO DE CIELO

Este trozo de cielo, hoy,
gris de tristeza,
está cansado.
Por eso se ha dejado caer
sobre los tejados y sus antenas,
sobre los árboles centenarios
de la avenida.


Su peso se siente en los hombros,
en la cabeza de los habitantes.
Ellos,
sin saberlo,
y a costa de sus exiguas fuerzas
 

-¡criaturas!-

ayudan a sostenerlo mientras siguen

                                 embutidos

        en su frenesí cotidiano, circadiano.

Gracias a Dios:
solo se ven 

             -desde- 
             a sí mismos.

A veces,
sus ojos miran hacia abajo,
casi siempre,
a los lados.

Solo, de vez en cuando...un segundo
                                allí arriba.

Lista de la compra,

                en la cabeza,
 

-así podremos olvidar cualquier cosa-.

Menos mal...
De otro modo, podrían ponerse de acuerdo,
por primera vez,
para, apartándose a un tiempo,
dejarlo caer más abajo de esa capa de hojarasca.
.
.
.
Ráfagas y más ráfagas...
son de otoño.

El cielo, hoy,
de un gris cansancio.





                                                                                                   Octubre, 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres comentar algo positivo...