miércoles, 18 de enero de 2017

URBANO


Dentro de un coche
viajan notas de piano
asaltadas de continuo
por pitidos y aspavientos,
por semáforos de cambiantes destellos,
por gritos deducidos,
por hedores combustibles
y respirados.

Qué suerte tener a mano
esa música grabada
en un corazón piano.
Migaja para un día más
de agonía entre lo urbano.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres comentar algo positivo...