miércoles, 11 de enero de 2017

CONVERS(O)CIONES: CUATRO Y PICO



Me gusta cuando despierto
a eso de las cuatro y pico
de la mañana.
Ahora sé que eres tú,
que quieres que estemos juntos.
Con razón no me hacían efecto las pastillas 

para dormir.


Pero déjame que siga
diciéndoles a todos
que tengo insomnio,
o que estoy preocupado
por algún trauma que invente.
Si no, pensarán que estoy loco.

Oye: cuando tú quieras,
sigue avisándome,
que yo ya tendré tiempo 

de no volver a verte,
de dormir para siempre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres comentar algo positivo...