viernes, 13 de enero de 2017

CONVERS(O)CIONES: TU HIJO (UNO DE TANTOS, Y AÚN SON POCOS)



Siento mucho lo que le hicieron...
a Tu hijo, digo.
A veces pienso si debería decir 'le hicimos'.
Luego me digo que yo no haría esa barbaridad
y, al instante, dudo de nuevo.

El 'mío', 
ahora mismo,
con sus aún cortas piernitas,
está dando carreras por el pasillo.
El suelo, parece que no, pero tiembla.

Es domingo por la tarde
y llueve mucho.

Me gustaría viajar en el tiempo y
abrazar al tuyo, arroparlo, curarlo,
impedir que lo claven en la cruz
-aunque sea disparando a los captores-,
y presentárselo al mío.

Sí...lo se, eso no es lo que dijiste.

Sigo siendo un dinosaurio.
Me parece que eso, ya,
ni Tú lo cambias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres comentar algo positivo...