viernes, 13 de enero de 2017

CONVERS(O)CIONES: SIN PALABRAS



Estando como estoy
casi sin palabras ya,
¿qué más te puedo decir?

Un 'gracias' no es suficiente
te busqué toda mi vida,
y una tarde de mayo,
en aquel parque de almeces:

-Hola...

(silencio)

-Que estoy aquí

(silencio)

Y segundos después:

-Sí, soy yo.

Aquel saludo
rezumaba
esa exquisita suavidad
que, después, poco a poco,
visita tras visita,
aprendí a reconocer
como tu piedra de toque
cuando tienes que decirme algo
y resulta que tengo la mirada distraída.

Estando como estoy
casi sin palabras ya,
¿qué más te puedo decir?

Aquel día, en el parque,
éramos como las flores:
ni tú ni yo pronunciamos
sonido alguno,
pero hablar...
            hablamos

con colores. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres comentar algo positivo...