miércoles, 11 de enero de 2017

CARTA A TI, QUE ME DEJASTE (cuando yo te dejé)



Me abandonaste.
Y como yo te apoyaba en lo que hacías,
me abandoné
-grave error...el creer en ti, no en el amor-.
Es cierto que (quizá) no supe quererte
como querías que te quisiera.
Hice lo que supe.
Punto.
Pero no final,
porque aquí sigues,
indeleble
en el amargor de este vaso
de Ginebra
reseca
que no me consigo acabar
por más que me beba nuestro pasado,
por más que mastique aceitunas de culpa
y ponga sombrillitas de papel
hacia el ocaso;
camino cuesta arriba,
futuro imposible que rebosa un solo anhelo:
disolver todas tus imágenes
y las mías
y dormir sereno;
me lo merezco -creo-.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres comentar algo positivo...