domingo, 23 de octubre de 2016

Ella rezaba

cada noche. Le pedía un sueño sin pesadillas.

Amén.