miércoles, 22 de marzo de 2017

URBANAE VITAE



Solo quería ciudad;
nada de trinos ni soles
ni danzas de insectos entre las flores
ni encinas ni dunas
ni montes ni lunas
ni suciedad;
solo quería ciudad.

Se le cayeron por el suelo
los barrillos del impulso,
y desde entonces, solo humos,
fachadas de ladrillos,
asfalto, hormigón meado,
basuras con resecos caldos,
contenedores con humanos
rebuscando,
horizontes quebrados
por moles,
por erecciones de antenas sobre tejados
que no fueron no techados a agua alguna
(ni montes ni lunas)

Ella solo quería ciudad
con lechugoinsecticida
con pepinoinsecticida
con jamón plastificado
con supermercado
de multinacional,
solo quería ciudad;
de su casa hasta el trabajo,
y viceversa,
si acaso, comprar el pan
en la tienda de abajo;
-¿qué me importa a mi eso
de la dehesa?,
me decía un día limpiando el baño
con meneos de poemas
(nada de trinos ni de soles
ni insectos que me pican entre las flores)



martes, 21 de marzo de 2017

ME PREGUNTO


¿Qué pasaría con el hombre
si desde las ciudades pudiera contemplar las estrellas?

¿Qué pasaría con los niños
si nunca conocieran hambres, ni llantos ni heridas?

¿Qué pasaría con el pino, con la encina, con el ala
si nadie se afanara en su tala?

¿Qué pasaría si un día, simplemente,
no ocurriera nada?


A...


A Jotie T'Hooft, pero a todos

Te vas, poeta desconocido,
y ni siquiera tradujeron tus palabras
al idioma de los hombres

Te deshaces, poeta enmudecido,
y nadie silabeó tus pétalos manchados
de corazón

Se evapora tu llanto, tu dolor, tu silencio,
en el sonido que gritó aquella piedra
precipitada
contra el fondo del último pozo

Nube que vaga,
atrás va dejando el campo reseco,
recuerdo imposible de ti,
de lo que fuiste, de lo que no llegaste a
ser;
oración por la lluvia
en una danza de antiguos sedientos

Te acabaste, dicen unos, por voluntad
propia,
otros, por avaricia de vicio,
otros, por sequía de amor
también, como ocurrió en otros,
para ti mismo

Que Dios te cante una nana,
poeta descolorido,
que en el abrazo infinito
no se olvide de arroparte
y te regale sonrisas
y soles que no has vivido.

SUEÑO



En una ciudad limpia,
de cielo limpio
y accesible a la vista hambrienta
de mares celestes,

en una ciudad limpia,
de estrellas palpitantes y visibles
desde cualquier calle (limpia también)
los nuevos hombres,
las viejas mujeres,
los niños de siempre
respiran un aire transparente,
fragante de néctar,
y renacen.

Suena el claxon del camión de reparto.
Despertar, a duras penas.


jueves, 16 de marzo de 2017

GENEALOGÍA



Hijo mío, hoy siento guerra.

Posguerra fue siempre mi padre.
Guerra entre barrios fue mi abuelo.
Llantos en guerra, mi abuela pobre.
Taquicardia de preguerra mis bisabuelos.
Último asalto en la última colonia de selva, los tatarabuelos.

Hijo mío, ya sé que hoy luce el sol.
Pero por más que lo miro y remiro, hoy...hoy sangro guerra.

miércoles, 15 de marzo de 2017

PETUNIAS



¡Petunias! ¡Vendo petunias!
¡Las tengo rojas, blancas, moradas!
Las tengo blancas, con franjas
rojas, moradas.
¡Petunias, tengo petunias
baratas!
¡O las cambio por nada!

Me las quitan de las manos
.
.
.
(De vocearos las penas, que también empiezan por pe, ¿quién se me acercaba?)
.
.
.
¡Petunias!

¡Petunias blancas!



OTRA VEZ...



Otra vez estabas agnóstica.
No leías poesía.
Estabas atea. No leías poesía.
Estabas enfadada. No leías poesía.
Estabas deprimida. No leías poesía.

Sin atardeceres, sin estrellas [sin poesía].

Sin montañas ni lunas llenas [vacías de poesía].

Sin vocecita infantil revoloteando.
Sin playas de arena, sin olas ni gaviotas, todas blancas.
Sin blanca. Sin poesía.

Sin regazo de gata al sol.
Sin lágrima de agua [salada poetisa]

Alejada de ti,
alejada de Ella,
alejada...poesía.





domingo, 26 de febrero de 2017

UNA TARDE DE SÁBADO

Inesperadamente, cuando te secabas aquellas dos pequeñas lágrimas, te diste cuenta: ella se había llegado a la iglesia para verte.

Al descubrirla, la luz volvió en su esplendor.

Te saludó con su sonrisa de siempre, aquella de niña alegre, y se dispuso a orar.

Qué paz emanaba aquel cuerpo obeso.

TRES TIEMPOS


Aquí estás,
sonrisa frente a una tarta
con cinco velas coronada,
ajeno a mañanas,
Alzheimer de ayeres:
aquí.

Y aquí estoy,
convertido en sonrisa forzada,
aterrado en tus futuros,
los que proyecto desde oscuros
'ahoras'
que no percibes.

Aquí estamos:
tú, siendo,
yo, temblando.

Vida en tres tiempos.

Domingo, 26 de febrero de 2017

martes, 21 de febrero de 2017

CONSEJO


Te tenderán redes, emboscadas,
trampas,
zancadillas,
te insultarán,
te criticarán,
te harán alejarte de tu alegría
e, incluso, te sentirás mal contigo mismo.

Métete esto en tu cabeza:
no pueden hacerte nada,
no caigas en sus redes,
no los creas.
Ni siquiera cuando en lugar de flechas envenenadas
te lancen venablos de miel:
armas lacerantes son.

No podrás evitar que te duela.
Entre humanos, acostúmbrate a vivir con dolor.
Cuanto antes lo hagas, mejor.

Esto solo es tu principio hijo mío
y es,
curiosamente,
igual que fue mi principio.